Dianné Ruz es ilustradora y diseñadora. Trabaja para la industria editorial y ama los libros. El martes pasado comenzó a difundir su primer libro de ilustraciones Muertos: 66 historias silentes sobre la muerte en Kickstarter, para el miércoles ya era una de las favoritas de la plataforma, para el jueves  ya había superado la meta.

Dianné llenaba hojas con bocetos sobre el tema de la muerte. “Éste es mi tema, no es algo que haya elegido. La manera en la que me expreso es así. El análisis de lo que hago tiene que ver siempre con el tema la degradación de la vida y tenía muchísimos bocetos sobre el tema. Un día estaba con un amigo que admiro muchísimo, de esos genios escondidos que existen por ahí, y le mostré mi librito de bocetos. Le dije que era mi proyecto secreto”.

Aunque para ella era algo demasiado íntimo, finalmente cedió ante los consejos de sus amigos. Dianné Ruz también es cofundadora de Pildorita Estudio, hace libros e ilustraciones para otros y eventualmente llegó el momento en que sus socios sugirieron que hiciera su propio libro.

Para conocer la historia de Dianné hay que conocerla en persona. Es alegre y un poco penosa, de una modestia que contrasta con su gran talento y un poco insegura de su trabajo.  Pensando en que le gustaría compartir sus ilustraciones sólo con personas que se sintieran identificadas, creó una cuenta de Instagram anónima con la idea de subir 66 ilustraciones de su libreta de bocetos. “En dos meses tenía como 70 seguidores y era feliz. Me mandaban mensajes diciendo cosas que yo diría. Tenía mi club de Toby. Pero un día entré y me aparecieron 300 seguidores, luego 600, al día siguiente ya eran mil. Vi que una página había compartido uno de mis dibujos enlazando el Instagram y entré en pánico, pensé en volverlo privado pero, otra vez, mis amigos me convencieron”.

Cuando se acabaron los dibujos, decidió hacer más. Posteriormente depuró los que había elegido, seleccionó los 66 mejores y lanzó el Kickstarter para sacar el libro.  “Mi única red social es Intagram, no tengo fan page en Facebook. Y tenía casi 10 mil seguidores en Instagram, entonces dije bueno, voy a sacar este proyecto. Con un 10 por ciento de personas que apoyen el proyecto, ya lo puedo sacar”.

Hasta el día de hoy, Muertos lleva 114 mil 280 pesos de la meta de 66 mil. “Pensé que nadie iba a querer, que no era tan bueno. Me sorprendió que páginas importantes lo compartieran y estoy muy agradecida con personas como Ale Gámez que es un ser impresionante -tiene un web cómic que se llama The Montain with que es famosísimo en México-. Ella hizo un crowdfunding hace unos meses y se fondeó en dos horas”.

Dianné no pertenece a ningún grupo de artistas, se dedica a dibujar y trabajar. “Tenía temor que por mi misma actitud retraída dijeran ‘ay, equis, no vale la pena’. Me hizo muy feliz que algo tan importante para mí en la vida -bueno, en la muerte- hiciera sentir identificadas a otras personas. Como cuando leo a Javier Villarrutia y digo ‘¡lo escribió para mí!'”.

Con el dinero que ha recaudado de más, piensa abrir una editorial llamada Killer Quake. Su libro saldría como primer ejemplar de la casa editorial y el objetivo es realizar libros de gente talentosa. “Hay gente increíble en Mérida como Turrilandia, Changos Perros, Sergio Neri o Carlos Hartazgo. Ellos merecen que los editores se peleen por sacarles un libro. Muchos de los artistas necesitan asesoría editorial, el diseño, y queremos fundar esta editorial para trabajar de manera justa con los artistas. Y si juntamos lo suficiente podemos sacar otras ediciones, va a ser una inversión para otras personas, que hayan mas libros. Yo amo los libros, no creo que esté muerta la industria editorial”.

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr