“Para mí, la generación de públicos se trata de educación. Los planes de estudio se deben modificar para que las nuevas generaciones valoren el arte”, escribió Ramón González en su página personal , en el 2013. Este sitio donde escribe sobre arte y exposiciones locales es de las pocas propuestas que existen en Mérida para leer e informarse de este tema en específico. Ramón también administra la página de Facebook “Artes visuales de la península” donde constantemente motiva el diálogo entre alumnos de arte, maestros, artistas e interesados en el tema. Ramón estudió Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (actual Facultad de Artes y Diseño de la UNAM), ha sido profesor de diseño, jurado en concursos afines, curador, museógrafo y expositor.

En el blog pueden encontrarse reflexiones acerca de la escena artística de la ciudad, ha dicho, por ejemplo, que Yucatán “tiene una micro-escena de artes visuales, las carreras a nivel licenciatura de artes visuales y casi todas las propuestas se sitúan en el centro de Mérida, ahí es donde se concentra la apropiación del espacio urbano, galerías y museos, un par de días bastan para recorrer todo”. A propósito de esta reflexión, le pregunto:

¿De qué manera influyeron las licenciaturas de Artes Visuales en la generación de nuevos artistas profesionales? ¿Se puede hablar de un antes y un después del surgimiento de las carreras en la UADY y la ESAY?

Con la creación de la licenciatura de Artes Visuales en la ESAY, ya que ésta fue primero, y tiempo después la UADY, se inicia una profesionalización en las artes visuales. Me atrevería a decir que es el hecho o fenómeno más importante en cuanto a las artes visuales en la Península de Yucatán de los últimos 50 años, si no es que más. Se abre la posibilidad de que las personas con la convicción verdadera de estudiar arte no emigren a otras partes a formarse. Había/hay un hambre enorme por aprender a un nivel formal, más allá de los talleres que se impartían/imparten en diferentes lados, ya sea casas de cultura, centros culturales o por parte de los artistas.

Ahora han pasado más de diez años de la fundación de ambas licenciaturas. En la Escuela Superior de Artes de Yucatán, el 25 de junio de 2004, y en la Universidad Autónoma de Yucatán, en 2005, se puede hacer un balance de los egresados. De ambas escuelas hay artistas que se podrían considerar emergentes en este momento. Una escuela es un punto de reunión de personas con condiciones y aspiraciones similares, el que entra a una escuela de arte es para tener una formación como artista en primer lugar. Al ser una carrera troncal también se forman profesionales de áreas afines: museógrafos, curadores, profesores de arte, etcétera. La principal responsabilidad de incidir de manera profesional en el entorno artístico es de las personas, de los estudiantes de arte, algunos realmente han asumido este compromiso, otros se pierden en el camino. Sí hay un después del surgimiento de ambas licenciaturas, se renovó la escena yucateca con artistas jóvenes, no tantos como marcaban las expectativas de cuando se fundaron las licenciaturas.

Hubo un choque entre los que defienden el arte tradicional con los jóvenes que hacían/hacen arte conceptual, en un entorno tradicional en términos generales. Aunque haya artistas que antes de la formación de estas escuelas abordaron el arte conceptual y existan jóvenes que hagan cosas tradicionales, el choque solo se dio en una vía, ante la falta de formación y conocimiento para el entendimiento de las manifestaciones artísticas. La descalificación fácil se esgrimió/esgrime hacia lo conceptual. De manera irónica el arte académico, de escuela, resultó ser más avanzado que lo que se hace de manera empírica. Ahora al parecer se ha estabilizado la escena y conviven diferentes manifestaciones al mismo tiempo en diferentes lugares.

¿Cuáles son los compromisos del artista con la sociedad, si es que consideras que los tiene?

Los mismos que cualquier ciudadano en un principio. El artista es un reflejo de su época en muchos sentidos, ya sea que denuncie, visibilice las problemáticas sociales. También es una evasión de las mismas problemáticas en su trabajo, disociándose de lo que pasa. En lo personal me inclino por aquellas obras en las cuales exista un compromiso social, pero también hay que conocer al autor  para que esta obra sea un reflejo de su pensar y hacer, que exista una congruencia y no un proyecto para colgarse de una situación para obtener cierto estatus.

¿La obra producida en Mérida es una reacción ante nuestro contexto, o cuáles son los temas que abordan?

Sí es una reacción a lo que pasa. Creo que hay mucha evasión de la realidad en la mayoría de los que producen obra, una especie de entretenimiento mezclado con decoración. Sí hay excepciones, no todo es gris, pero son la minoría.

¿Cuál es su opinión sobre el artista autodidacta, en qué se diferencia del artista académico? ¿Qué tiene uno que el otro no tenga?

Un artista académico, en términos ideales, debe tener una formación integral en cuanto a las artes visuales: un conjunto de conocimientos y habilidades especializados, capaz no solamente de generar una obra, también debe poder generar documentos teóricos de diversa índole, esto avalado por la institución en la cual estudió. Las tesis para titularse son prueba de los documentos que generan. Y un autodidacta no tiene estas curadurías y estructuras de conocimiento y hacer que dan la institución. La mayoría de los aportes escritos provienen de personas de la academia. El área apenas se está profesionalizando, esto significa que conviven autodidactas con personas avaladas por las instituciones, tal vez estemos en un falso debate de quiénes aportan más o quiénes aportan menos. Lo que es cierto es que mientras más personas preparadas y avaladas existan el entorno mejorará. Posiblemente haya una falta de experiencia por los que apenas acaban de salir de la academia, pero entre estos ya hay egresados con más de diez años de labor en el arte. Hay personas con lo mejor de ambos lados, así como también que alguien sea autodidacta o de academia no significa que sepan hacer las cosas.

¿El arte visual puede generar interacción social? ¿Cuál es el vínculo entre la obra y el espectador?

Sí puede generar una interacción social, hay una rama del arte conocida como artivismo, en la cual se conjugan el arte y el activismo. En esta área se involucra al espectador, y ya no es espectador solamente, es partícipe de la obra y de su creación.

Si gran parte de la población no conoce la narrativa o no está sensibilizada con el arte abstracto, ¿el artista debe hacer un arte más accesible o el público debe indagar y tratar por su cuenta de comprenderlo?

Es una responsabilidad compartida el sensibilizar al público en general, para todas las manifestaciones, no solo el arte abstracto. Lo ideal sería desde casa, en los diversos niveles educativos, en las galerías y museos y diversos espacios de exhibición. Y si el público coincide con el artista, a ésta pregunta debe poder responder la temática de su obra y significado. Y también el público tiene que tener la mente abierta, averiguar aquello que le cause dudas. El arte no se debe hacer más accesible, o fácil de digerir, para eso están las industrias del entretenimiento, es por ello que la parte didáctica de todos los involucrados en el proceso de apreciación del arte deben hacer su parte.

¿Qué opina de la afirmación que llevamos medio siglo atrasados en el arte?

Creo que es un desconocimiento de todo lo que se hace. Por una parte los mecanismos para difundir los eventos artísticos no son contundentes, si no eres parte de la escena en algún nivel no te enteras de nada. Y por otro lado el desinterés hacia la producción artística de los mismos creadores, produce frases como de que llevamos “medio siglo” de atraso, incluso cuando en la parte tecnológica ya han habido performances con mapping 3D y en donde hackean consolas de videojuegos para interactuar con gráficos. Lo que hace falta es madurar un discurso de índole conceptual, puesto que la escena es joven. Aún le falta la experiencia y vivencias para hacer un discurso complejo y sólido. También hace falta mejorar las infraestructuras para el arte, ya que Yucatán no tiene ningún Museo de Artes Visuales propiedad del estado a nivel municipal, estatal o federal, recordando que el Macay es una Asociación Civil.

¿El arte como disciplina en la educación básica y media superior cumple con las expectativas de formar seres humanos sensibles y empáticos; o considera que está basada en destrezas, alejada de modelos de pensamiento como dice Gimeno Sacristán?

No soy pedagogo, puedo hablar de mi experiencia personal: en la educación básica, primaria y secundaria el arte prácticamente no existe, fue hasta la Preparatoria (UNAM), que hay un interés por parte de la institución para la formación integral de las personas, y los profesores estaban comprometidos con ello. Hay talleres de pintura, escultura, dibujo, etcétera. Así que a nivel media superior la UNAM sí cumple con el modelo de Sacristán.

¿Cómo se podría evaluar la cultura desde otra perspectiva que no sea económica?

La cultura es tangible e intangible en muchos sentidos, se podría considerar una evaluación las reflexiones constantes en cuanto a ella, la crítica de arte y estudios de carácter antropológico, sociológico, político, etcétera, los diversos artículos de opinión. Se piensa y actúa en torno a ella de manera constante. La visión económica no está cerrada, pero habría que complementar con una visión humanitaria.

¿Contra que compite el arte?

En términos de audiencia, compite con la industria del entretenimiento, de lo fácil, de lo digerible, de la moda, esta industria es ineludible e invasiva, se encuentra en todos lados. El tener espacio y tiempo para el arte se ha convertido en un reto para la mayoría, incluso los que se dedican a él. En términos ideológicos contra un pensamiento homogenizado neoliberal en el arte de lo que se debe de sentir, pensar y hacer, en cuanto a lo operativo del sistema.

Hay que tratar de ser honestos ante un sistema que premia lo cómodo, tanto público como las instituciones.

ramon

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr