jueves, septiembre 24, 2020

Thornhill: Recuerda esto para que después lo puedas escribir

Por Matilda Sorel

El libro Thornhill de Pam Smy habla de Mary, una niña huérfana que vive en un hogar de acogida llamado Thornhill. Ella es introvertida pero muy talentosa y pasa la mayor parte de su tiempo sola en su habitación haciendo títeres de los personajes que lee en los libros. Debido a esto, Mary es severamente intimidada. Su agresora la atormenta, persigue sus pasos y aprovecha cada oportunidad para hacer de la vida de Mary un infierno. Pum Pum Pum. Demasiado asustada para dormir, demasiado incómoda para comer con otras personas, Mary se ve afectada por una condición llamada mutismo selectivo. Su única forma de expresión es mediante la escritura de su diario.

 

Ilustraciones lúgubres y oscuras

Thornhill me recordó a Thornfield Hall de Jane Eyre por la similitud sus pasillos oscuros y misterios ocultos. El personaje de Mary incluso intenta tomar fuerza del ejemplo de Jane, citándola en su diario como un esfuerzo para lidiar con su acosadora. El poder de la trama se refuerza con las ilustraciones donde se cuenta otra historia: la llegada de una niña llamada Elle a la casa vecina de Thornhill. Las acciones de Elle se representan en una imagen seguida de un par de hojas escritas en el diario de Mary. Esta dinámica va y viene, volviéndose más intensa a medida que la historia llega a su fin.

Otro punto interesante es que dichas imágenes reflejan su naturaleza gótica; la casa es oscura y espeluznante, está llena de sombras y el cielo está nublado y lúgubre. No es un lugar en el que muchos niños desearían encontrarse.

El silencio nos hace cómplices

Los hogares de acogida son sitios para que los niños huérfanos vivan mientras esperan a ser adoptados. La casa es probablemente normal a simple vista, pero las percepciones de Mary reflejan el estado de ánimo del lugar. Sus cuidadores no son tan atentos como deberían ser; ignoran los signos de intimidación y sus respuestas eventuales ayudan a facilitar aún más ese comportamiento. Si al caso, una de ellas le da comida y le ofrece compañía a Mary pero fuera de estos momentos, estos tres adultos de la casa no se ocupan del terrible sufrimiento de Mary. En general, hacen todo lo que los hogares de acogida no deberían hacer. No dejo de pensar que si alguien hubiese cruzado la línea para apoyar a Mary, esta situación podría haberse resuelto.

Lo central de esta historia es el acoso y comprender exactamente qué lo causa. Es muy fácil señalar con el dedo al acosador, pero debajo de su agresión externa y hostilidad reside una sensación de fragilidad. Intimidan para sentirse mejor acerca de quiénes son, proyectan sus debilidades e inseguridad en otros que consideran similares. Su odio hacia sí mismos les hace atacar a alguien no muy diferente a ellos. Y Pam Smy captura esto en la historia. Llega a la raíz del problema y representa a dos niñas que siempre deberían haber sido amigas.

Thornhill es una historia muy fuerte, pero la forma en que se cuenta es elocuente y creativa. No toma mucho tiempo leerlo, lo terminé en una noche pero se ha quedado conmigo desde entonces. Me llevo grabada en la mente una de las entradas escritas en el diario de Mary:

Estoy rodeada de adultos en la escuela y en Thornhill, pero ninguno de ellos es capaz de darse cuenta de lo que sucede. No quieren saber. Me pregunto por qué será. ¿Qué será lo que impide que un adulto se siente y te pregunte cómo van las cosas contigo si todo está bien? Creo que les da miedo recibir una respuesta honesta porque entonces tendrían que involucrarse y hacer algo. O quizás no son capaces de imaginar cosas malas o desagradables. Tal vez no quieren pensar que algo terrible pueda ocurrirle a alguien que conocen.

Thornhill es el primer libro escrito e ilustrado por la autora Pam Smy; quien a su vez es profesora titular en las escuela de Arte de Cambridge en la Universidad Anglia Ruskin, profesión que combina con su carrera como ilustradora desde la cual ha trabajado con editoriales líderes en el Reino Unido, entre las que se encuentran Penguin Random House, David Fickling Books, Wlater Books, The Folio Society y Egmont.

Puedes ver más de su arte en su cuenta de instagram: @pamsmyillustrator

Other Articles

5 comediantes que tienes que conocer

En los últimos años se ha hablado mucho del humor. Algunos hombres han defendido a capa y espada su comedia “irreverente” y...

El sonoro derrumbe de los símbolos patrios

Por Katia Rejón Ilustración: Uribecarv La bandera, el Himno Nacional, las estatuas y los retratos: ya no queda nada sin intervenir por una generación...

El sonoro derrumbe de los símbolos patrios

Por Katia Rejón Ilustración: Uribecarv La bandera, el Himno Nacional, las estatuas y los retratos: ya no queda nada sin intervenir por una generación...