viernes, enero 21, 2022

La boda regional yucateca explicada con Barbie y Action Man

Por Nery Chi

Fotos: Karla Puch

La boda de Barbie con Action Man se hizo viral hace un año, exactamente el 28 de abril de 2020. En ella, Karla Puch narra la historia con fotos desde la preparación de la novia, la ceremonia dirigida por Thanos y hasta la celebración. Con invitados como Spiderman, Anna de Frozen y Hulk, se hizo viral porque fue una boda yucateca, con terno, guayaberas y baile de cintas incluido.

 

Las fotos fueron compartidas más de 70 mil veces, y en cada una de ellas hay comentarios de personas de diferentes lugares. La ceremonia regional llegó no solo al resto de México, sino al otro lado del charco, a países como Francia y España.

Esa sesión fue solo el inicio de la trilogía de Barbie, pues en octubre de ese mismo año subió a sesión celebrando el Hanal Pixán. Por último, hace unos meses subió una nueva sesión para conmemorar el aniversario de la boda. Una visita de luna de miel a Izamal.

 

En entrevista, Karla comenta que lo que más le ha gustado es la reacción de la gente y poder compartir la cultura yucateca al mundo.

—Elaborar todo, hacer las fotos, la postproducción (la edición de fotos), pues sí me gustó también pero es algo que lleva muchísimo tiempo, muchísima paciencia… Me gustó todo pero lo que más me llena es que sí les haya gustado.

 

En Yucatán, las bodas tradicionales suelen ser con un terno de novia confeccionado con encaje color blanco. Las mujeres llevan hipiles bordados y aretes y collares de filigrana de oro. El tocado tradicional de la novia es de flores blancas en la cabeza. Los hombres se visten de guayabera o filipina y sombrero blanco. 

El banquete por excelencia en las bodas es el relleno negro con carne de pavo. A veces se baila jarana y uno de los bailes tradicionales es el Baile de las cintas, muy popular en las vaquerías y el que Karla fotografió para la fiesta de Barbie. 

La idea de la sesión de boda regional se le ocurrió iniciando la cuarentena el año pasado, pues aunque tenía cosas pendientes de la escuela, en fotografía no estaba haciendo nada. Trabajaba en fotografía para eventos sociales, pero todo se canceló.

—Vi que varios fotógrafos de otros lados estaban haciendo bodas de Lego o Barbies. Me acordé que una vez en la secundaria nos pidieron hacer vestuario regional para las barbies, y pues yo esas muñecas las conservo desde ese entonces. No había visto que alguien hiciera algo regional de otros estados.

Y aunque la sesión de fotos fue hecha con dedicación y tuvo un gran alcance, comenta que no esperaba que se volviera viral.

En ese entonces no tenía tantos seguidores en la página, solo me seguían quienes eran mis clientes, la gente que ya me conocía aquí en Kanasín. Tenía como 500 seguidores más o menos en la página y creí que solo ellos me iban a ver.

También recuerda con una sonrisa cómo a los pocos minutos de haber subido la sesión, se empezó a compartir un montón. Ya que solo lo había hecho para practicar su fotografía, tanto a ella como a su familia les sorprendió gratamente lo bien que fue aceptado.

 

Por el momento dice que no tiene planeada otra sesión de fotos de este estilo, pues además de que implica planeación e inversión, está empezando nuevos proyectos. Aunque la idea no está descartada del todo.

—Quería hacer otra boda porque me estaban pidiendo la historia de Hulk y Anna, pues ella atrapó el ramo. Hay gente que se metió mucho en la historia por así decirlo y querían saber más, querían ver más. 

Karla cuenta que esa sesión de fotos la animó bastante durante la cuarentena, pues encontró así el lado positivo de la situación actual. Por el momento, se ha retirado de las fotos para eventos sociales. Pero aún hace fotografías en su casa o sube videos a su página experimentando con otros estilos para desarrollar su creatividad. Síguela en Instagram.  

Other Articles

El último round: lo que el box me enseñó del amor propio

por Giovana Jaspersen Thomas Page McBee fue el primer hombre trans en pelear en el Madison Square Garden. Dejó escrito y descrito ese...

Antipunitivismo: la justicia no está en la cárcel

En palabras de la activista y abogada, Violeta Assiego, si se quiere construir la resolución de conflictos desde un frente muy distinto al de la justicia masculinizada, patriarcal y punitiva, se tiene que tomar en cuenta las voces de las mujeres y el feminismo no puede apoyar como solución emancipadora la prisión. A eso le llamó «justicia feminista».

La pornificación de la cultura o la culturización de la pornografía

Por Katia Rejón Ilustración: Luis Cruces El vídeo Side to Side de Ariana Grande y Nicki Minaj se ha visto casi 748 millones de veces desde...