martes, octubre 26, 2021

Recomendaciones para en Año nuevo

Inicié el año con un libro del uruguayo Daniel Chavarría Lo que dura dura, con un escenario crudísimo y una historia trágica. Chavarría es considerado uno de los grandes narradores de la literatura en español. Es traductor del alemán y profesor de lengua y literatura en La Habana. Lo que dura dura obtuvo el Premio Ciudad de Palma “Camilo José Cela” en el 2004.

La historia se trata de Bebo, un médico rural de Cuba que atiende varios casos de priapismo que se dan en una zona pequeña, lo que le lleva a estudiar el origen de esta enfermedad. En la novela también se cruzan las vidas de cuatro amigos, dos son doctores y los otros, delincuentes. Lo mejor de la novela es el realismo y el sarcasmo.

Para mi cumpleaños, alguien muy especial me regaló El Paraíso imperfecto de Augusto Monterroso. Como era de esperarse, acertó totalmente porque el cuento de Movimiento Perpetuo y Llorar orillas del río Mapocho se convirtieron en dos de mis cuentos favoritos todo el año y es probable que los siguientes. Son cortos e ingeniosos, como un aficionado a los palindromas suele ser.

Hay varios libros que usé para escribir otras entradas por el impacto que tuvieron en mí, como La generació del Beat de Bruce Cook y En el camino de Kerouac, que significaron un lapsus obsesivo en el que hablé y leí mucho sobre esta generación. Así que sólo reiteraré mi amor por ellos aún vigente pero más condensado. Lo mismo con Desobediencia civil y otros escritos de Thoureau, La era del vacío de Lipovetsky, Yo se lo dije al presidente de Roberto López Moreno y La mujer rota de Simone de Beauvoir sin duda alguna mi libro favorito al igual que El muro de Jean Paul- Sartre. Todos descubiertos apenas este año.

Buda, drogas y pop lo encontré en una mesa de Traficante de Letras un día que asistí a la charla de Redes Itinerantes en un lugar pequeño cerca de San Juan. Lo leí hasta dos meses después de tenerlo y me reclamé no haberlo leído antes porque hasta entonces no conocía ningún libro que citara personajes como Belinda, al mismo tiempo que Groucho Marx y a un maestro tibetano de la meditación, un tal Chogyam Trungpa, y a Kubrick. De veras me gustó muchísimo. Después me enteré de que Fausto Alzati Fernández, autor de este libro, tenía otro llamado Inmanencia Viral y Poemas perrones pa’ la Raza y hasta ahora no he podido conseguirlos. Mientras tanto, me conformo siguiendo su blog www.ataraxiamultiple.blogspot.com

Otro que me encantó es La ciudad antes del alba. Creo que ya había hablado antes de este libro de cuentos, tal vez recomendado uno de ellos. En realidad, me da un poco de pena añadirlo porque es prestado y aún no lo he podido (querido) devolver. Me lo prestaron en el taller de Adán Echeverría, La catarsis, y en la primera página tiene el número telefónico del autor, Imanol Caneyada (quien por cierto estuvo hace unos meses en nuestra ciudad en el remate de libros de la Filey).

El abuso de confianza que he tenido con este ejemplar no llegó tan lejos como para marcarle, es más, ni para copiar el teléfono. La portada Fake plastic girls parece decirlo todo del libro, algo así como una advertencia a los seis textos de gran intensidad y un tanto grotescos. En la contraportada lo definen como “mórbida sensualidad que se torna en perversión y esperpento”.

En poesía, los que más me gustaron en orden son: Los perros románticos de Roberto Bolaño, Espantapájaros de Oliverio Girondo, Sin lugar para la ternura de Óscar Oliva, y La Muerte tiene los días contados de Mario Meléndez.

Cuando comencé el compilado de artículos escritos más o menos en 1985, Sin Censura, de Mauricio González de la Garza me propuse doblar las esquinas de las entradas que más me gustaran. Casi todas las hojas acabaron con las puntas metidas. Mauricio González es el rey de los puestos de libros de medio uso y los tianguis de Mérida, o al menos eso parece. Tengo como cinco libros de él todos encontrados por casualidad en uno de estos lugares.

Estaba en la prepa cuando una amiga, Vicky P., me prestó La última llamada, había cortado en forma de rectángulo algunas páginas de este libro porque planeaba hacer una cajita con él, pero antes de terminar creyó que me gustaría leerlo, así que para entender algunas partes tuve que volver a pegar los cuadritos en sus huecos. Me gustó tanto que terminó regalándome el libro y sus retazos.

Tengo pendiente escribir algo de este autor quien es un periodista de la época de Portillo y Echeverría, escribía en el Excelsior. Si no lo he hecho, es porque aún no termino los otros títulos que tengo de él. Su estilo sarcástico, detallado y poético con el que despotrica en contra de los políticos y de la sociedad mexicana en general, es hermoso.

El favorito de los favoritos, el ruso Dostoievski. Este año disfruté de El eterno marido y La Mansa. El segundo, creo, me gustó un poco más. Hace poco compré en Sanborns’ de la Gran Plaza una edición completa de Memorias de la casa muerta a 56 pesos. Todavía no lo leo, pero si alguien lo compra y lo termina, dígame qué tal. Lo más probable es que entre en las recomendaciones del 2015.

Por último, recomendaré ampliamente la novela Cuando sintió mi alma tu desdén del yucateco Fernando Muñoz Castillo. Es escritor, dramaturgo, periodista, historiador de cine y teatro. Esto es muy importante, según yo, para comprender la naturaleza de la novela que me pareció como una obra de teatro con ciertos tintes de regional.

En realidad, no sé cómo definir su diferencia pero hay algo muy especial en esta obra. Por algo fue reconocida con el Premio Estatal de Novela “Justo Sierra O’Reilly” en 1995. Se trata de una serie de crónicas que retratan la vida de unos amigos y su vida enrollados en el ámbito cultural de la ciudad y su relación años después. El libro lo conseguí en la librería de Sedeculta por el Parque de las Américas a cien pesos. Vale mucho la pena.

Ahora estoy en medio de La rebelión de las masas de Ortega y Gasset. Todavía no lo termino pero con lo que llevo es suficiente para recomendarlo, es más interesante que leerlo en la escuela no sé por qué. Habla de la situación (en ése entonces) de Europa y el surgimiento de la masa. Es una tesis dura y por ratos me río.

Pakas y feliz año nuevo. No duden en recomendarme sus libros de este año a mí también.

Other Articles

Hacer cine documental, hacer cine de la vida, una entrevista con Daniela Silva Solórzano

El documental gira en torno a la carrera de autos todoterreno más larga del mundo, el Baja 1000. En el desierto de Ensenada conoceremos las hazañas de tres músicos Rigo, Paco y Davis que harán lo posible para formar parte del evento.

Ventanas al sur: el tianguis como espacio cultural

Ventanas al Sur es un proyecto de promoción cultural que busca llevar actividades culturales a lugares que no sean en el centro de la ciudad. Lo que inició como un trabajo académico, ahora es una iniciativa en el tianguis de San Roque, ubicado en San José Tecoh, de la ciudad de Mérida, capital de Yucatán.

Xavier Dolan, l’enfant terrible

Una increíble fuerza creativa para el cine y los espectadores del nuevo milenio. Por Carlos Xool Xavier Dolan es una brillante ola de emociones y sentimientos...