domingo, octubre 17, 2021

Cinco K-Dramas con perspectiva de género para disfrutar sin machismo

Por Laura Matilda

Ilustración: Yudargon

Durante la cuarentena por Covid-19 algunos sitios streaming como Netflix apostaron por la transmisión de las producciones surcoreanas y fue un éxito. Pareciera que la llamada “ola coreana” tomó fuerza en el mundo con la pandemia, pero ha sido un fenómeno que viene en aumento desde mediados de los años noventa.

Este fenómeno cultural consiste en la producción, consumo y exportación de producciones musicales, visuales y audiovisuales de Corea del Sur hacia el resto del mundo. Además del K-Pop, actualmente su representación más fuerte está en las series cortas de diferentes géneros, llamados K-Dramas o Doramas.

 

Si alguna vez quisiste empezar el mundo de los K-Dramas y pediste recomendación a tu doramaniaco de confianza, seguro te habló del clásico de clásicos, que nos enamoró a todos en 2009, Boys Over Flowers. Pero los berrinches de Gu Jun Pyo, el personaje masculino principal, ya no son lindos cuando los miramos con las gafas violetas.

Muchos de los programas de esa época se encargaban de reproducir estereotipos erróneos sobre las relaciones románticas, micromachismos y otras violencias. Al ser un producto nacional, resultaban el reflejo social y cultural del país.

El camino hacia los derechos de las mujeres

En los últimos años el feminismo en Corea del Sur ha tomado fuerza. Actualmente cada vez más mujeres están interesadas en cuestionar las costumbres a las que han sido sometidas.

A partir de 2015 devinieron una serie de sucesos que establecieron lo que hoy sería para el país la Nueva Ola del Feminismo: el asesinato a una mujer dentro de un baño público, el movimiento Metoo que inició con Seo Ji Hyun, una fiscal que denunció en televisión abierta el abuso que vivió por parte de un alto funcionario del Ministerio de Justicia, la marcha de 70 mil mujeres contra las cámaras ocultas en baños al grito de “Mi cuerpo no es tu porno”, y la la decisión del Tribunal de dictaminar anticonstitucional la prohibición del aborto en Corea del Sur.

K-Dramas con contenido feminista

Afortunadamente, la ola feminista que está inundado el país surcoreano desde el año 2015 también influye en el contenido que ahora podemos encontrar en las series. Las producciones de K-Dramas están respondiendo a la demanda de crear personajes femeninos fuertes, interesantes y, sobre todo, reales. Mujeres que se desenvuelven en problemas actuales sin perder ese toque tan característico de estos programas.

Estos son cinco K-Dramas con perspectiva de género, buenos guiones y excelente producción para iniciarte en este mundo.

STRONG WOMAN DO BONG SOON (jTBC, 2017)

La pequeña Bong Soon proviene de una familia donde las mujeres son muy fuertes. Su origen en realidad es desconocido pero todas las mujeres de su familia poseen súper fuerza. Ella ha vivido enamorada en secreto de su mejor amigo, con quien nunca ha podido mostrarse como realmente es por temor a que la rechace.

Ahn Min Hyuk es un joven muy solitario y desde el momento que vio a Bong-soon usando sus poderes quedó cautivado por ella, la contrató como guardaespaldas por algunos atentados que sufrió y al pasar tiempo con ella terminó enamorándose.

El respeto y apoyo que le mostró ayudaron a Bong Soon a entender que no es necesario fingir u ocultar una parte importante de sí misma a la persona que se ama. A la par de este camino de aceptación, Bong Soon se enfrenta a un feminicida que secuestra y ataca mujeres. Esta es la parte más fuerte de la historia ya que ejemplifica de forma muy gráfica la violencia de género que han sufrido las mujeres.

MISS HAMMURABI (jTBC, 2018)

Park Oh Reum es una jueza civil novata llena de ímpetu y cuya fortaleza principal es la convicción de que la justicia debe proteger siempre a la parte más débil.

Oh Reum se convirtió en jueza porque quería cambiar el mundo pero en el trayecto se da cuenta que se encuentra en un ambiente que se resiste a los cambios. Este sería el punto más fuerte del K-Drama: la tarea titánica que tiene este grupo de jueces jóvenes que están intentando generar nuevos puntos de vista sobre la realidad del mundo.

Además, la serie toca temas controversiales en la sociedad coreana como el acoso sexual, la discriminación de género, la corrupción y el abuso de poder.

MY ID IS GANGNAM BEAUTY (jTBC, 2018)

Si algo destaca a Corea del Sur son sus altos estándares de belleza y lo que hace la población para respetarlos. El barrio de Gangnam es el lugar donde se concentran la mayoría de las clínicas de cirugía plástica. De aquí surge el término “Belleza de Gangnam”, término con el que se le conoce a las mujeres y hombres que se sometieron a estas operaciones.

Kang Mi Rae, una chica que no entra dentro del estereotipo de belleza, ha desarrollado un fuerte complejo porque desde pequeña ha sido molestada por su apariencia y aspecto físico por lo que al crecer, convence a su madre para que le permita realizarse una operación. Este K-Drama es una crítica a la sociedad que presiona a los jóvenes para ajustarse en los moldes de belleza pero cuando se operan para encajar, también son censurados.

Ok To Be Sensitive (Naver TV, 2018)

OK to be sensitive está protagonizada por varios personajes: una feminista, una joven coreana estereotípica, un típico chico infantil y un chico serio. Esta serie es una gran producción para entender cómo funciona el machismo en Corea y cuáles son los objetivos del movimiento feminista dentro de ella. Lo más destacable es el crecimiento de las protagonistas que se vuelven más seguras de sí mismas, que aprenden a no quedarse calladas frente a situaciones de abuso y acompañarse la una a la otra.

SEARCH WWW (tvN, 2019)

La historia sigue la vida de tres mujeres que eligieron no seguir el rol de esposas o madres y en cambio se concentran en sus carreras. Los personajes femeninos están bien logrados, son inteligentes, carismáticas y se sienten muy reales.

Aunque hay romance, sus vidas no giran en torno a ello, las protagonistas se mantienen firmes e independientes y esto es algo súper difícil de encontrar en un K-Drama. Los personajes masculinos están constantemente cuestionando la normativa de lo que ya conocemos.

Otro punto interesante es que los problemas se concentran en las empresas de motores de búsqueda (sí, como Yahoo y Google), la competencia y su relevancia en el mundo digital. El plus es la cinematografía, la serie está repleta de escenas preciosas y coloridas.

Y así, el mundo de los K-Dramas nos ha dado personajes femeninos que inspiran: mujeres que son resistentes y fuertes, que son inteligentes y destacan en sus campos, que no se limitan a las nociones habituales de feminidad; mujeres que apoyan a otras mujeres.

¿Qué otros nos recomiendas?

Other Articles

Cinco K-Dramas con perspectiva de género para disfrutar sin machismo

Si alguna vez quisiste empezar el mundo de los K-Dramas y pediste recomendación a tu doramaniaco de confianza, seguro te habló del clásico de clásicos, que nos enamoró a todos en 2009, Boys Over Flowers. Pero los berrinches de Gu Jun Pyo, el personaje masculino principal, ya no son lindos cuando los miramos con las gafas violetas.

Ventanas al sur: el tianguis como espacio cultural

Ventanas al Sur es un proyecto de promoción cultural que busca llevar actividades culturales a lugares que no sean en el centro de la ciudad. Lo que inició como un trabajo académico, ahora es una iniciativa en el tianguis de San Roque, ubicado en San José Tecoh, de la ciudad de Mérida, capital de Yucatán.

La salud mental y su representación en el cine durante la pandemia

Por Logan Johnson Thrillers psicológicos abundan y seguirán habiendo, pero pocos ponen el dedo en el renglón de la salud mental como los...