Por Katia Rejón

Luis Piedra toca la guitarra, la melódica y la armónica, pero también escribe: En la periferia nacional / yacían surcos por la edad /mas no podías atravesar /el pensamiento era lineal. 

Como otros músicos jóvenes de Mérida, su debut fue en la terraza de la Galería 904. Cuando estaba más chavito tocaba cóvers de los Beatles con una banda, hacía grunge y después se  integró a Los Detectives.

Estamos en la terraza de El Colibrí y me parece que no dice mucho de lo que es y ha hecho, a pesar de sus canciones tan íntimas, no es el tipo de persona que hable de sí mismo con facilidad. Lleva el look de los beatles y unos lentes redondos, tiene un noséqué de mucha paz, una serenidad remarcada por su voz ronca.

—Tenía composiciones abultadas por la necesidad de hacer algo propio, las materialicé en canciones y poco a poco se fue dando. Más que pensar en hacer folk, creo que es la facilidad de tomar una guitarra y cantar, con eso resuelves todo.

—Hace poco estuviste en las Sesiones de folk de So Good, hay una canción en específico que tiene una letra de cierto modo social, ¿esto es recurrente en las letras de folk?

—Un poco creo que está en el movimiento de folk de Yucatán. Pablo [Perro] hablará de algunas cuestiones sociales, no sé si Vulpes Vulpes tenga algunas. La mayoría de las canciones que compongo son de emociones individuales, cada quien conforma la propia crítica de la realidad que vive. Una vez escuché que lo mejor es resolver las cosas internas que tienes y luego resolver las externas.  En ese proceso de querer cambiar las situaciones sociales, me planteaba con una canción saber yo qué estoy pensando, la reflexión que me dejan ciertas realidades.

Ha tocado en los espacios más íntimos de Mérida, Casa Ágata, Momento Pox -cuando existía-, el mismo Centro Cultural El Colibrí, así como en parques y casas particulares.

—Buscamos que sea algo muy personal, en el Delorean, por ejemplo, tal vez no podríamos converger tanto porque el escenario rompe la intimidad.

Morirás lejos

moriras lejos

El colectivo de músicos Morirás Lejos integra a varias bandas de la escena local, realizan conciertos y sesiones acústicas o eclécticas.

—Es un poco como Odd Future, que es un colectivo de amigos músicos que dicen: me late cómo cantas, vamos a producirlo.

—¿Cuál es tu papel en Morirás Lejos?

—No estoy muy seguro,  no hay estructura como tal. Nació de amigos queriendo grabar de forma casera y la gente se quería unir, estimulaba igual el Do it yourself. Normalmente organizo las tocadas.

—¿Sólo suben folk?

—No, de hecho, empezó subiendo a una banda de hardcord punk y otra de emo. Pero también está mi proyecto, Marineros de ciudad, Vulpes Vulpes y se empezó a llenar de puro folk. Está un chico, Hombre Árbol, que llegó de Aguascalientes y tocó aquí. Su proyecto está súper hermoso. También hay bandas de dream pop, está Pienso en ti más que nunca, Juan sin miedo. Un amigo compró un micrófono y con ese empezamos a grabar todo, era como lo máximo, nos empezó a ir un poco mejor. Ahorita cooperamos y ya tenemos más micros y una consola.

-¿Cuántos discos has producido?

—Como Luis Piedra, dos. Nawá, Kuwí, Se’wá y Lobo Estepario. Del primero logré sacar también en formato físico, me alcanzó para cien.

—¿Dónde están? ¿Todavía quedan?

—Hay algunos en El Apapacho y conmigo, si quieren.

Sauce Llorón

—¿Y tu otro proyecto Sauce Llorón? ¿qué diferencia hay entre Luis Piedra y éste?

—Sauce Llorón es cuando tengo canciones de más y siento que pueden ir con el ritmo de ése proyecto, luego luego se ve la diferencia en la música. Es como un alter ego porque en Luis Piedra me siento más yo, y en Sauce Llorón puedo ser más extrovertido, jugar con los sonidos e instrumentos, ahí meto batería, guitarra, bajo, y teclado. Luis Piedra generalmente es más acústico aunque en el último disco hay melódica y percusiones.

— ¿Y qué músicos te gustan?

—Me gusta Kings of convenience, Rodrigo González, Yo la tengo, Daniel Johnston que ha sido un parteaguas porque, yo reconozco que mi voz no es la más chida, pero cuando escuché a Daniel Johnston dije ‘yo también puedo’, y sus letras…también me gusta The Microphones, es una grandísima banda.

—¿Qué crees que venga pronto para tus proyectos?

—Me gusta que las cosas fluyan. La música es algo que no podría acabar de hacer. No sé si continúe como Luis Piedra, bueno sí, al final de cuentas es mi apellido (ríe). Ahorita estoy en un proceso de escritura, pero sí, la música es algo que tengo muy presente y no creo que la pueda dejar.

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr