Por Katia Rejón

Cada año decía lo mismo: “Este dosmilX voy a leer más autoras”, pero no cumplía mi propósito. En gran parte, creo, se debe a que los lectores no contamos con una guía personalizada que nos recomiende libros según nuestro historial de consumo —tipo Spotify de libros— y nos vamos por lo seguro. Sin embargo, los amigos fungen esa labor de una forma más orgánica y este 2018 muchos de ellos me recomendaron autoras —y autores—. Esto hizo que, sin proponérmelo, leyera con paridad de género. Hice un Top 10 de los libros escritos por mujeres que más me gustaron este 2018, como una recomendación personal para otras lectoras que quieran poner en práctica la “sororidad literaria” en el 2019.

1.- La invitada de Simone de Beauvoir

image_1165_1_291800

 Simone de Beauvoir no sólo es una de las madres del feminismo, también fue pionera en el poliamor, y a través de su literatura —fue teórica pero todavía mejor novelista— muestra algo que apenas están retomando articulistas y ensayistas del siglo XXI: el poliamor no es la panacea del amor. Esta novela está basada en una relación que tuvieron Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre con dos jóvenes que eran hermanas. Una de ellas, Olga Kosakievics, es quien supuestamente inspira el personaje de Xaviera. Este triángulo amoroso revela muchas cosas autobiográficas, pero es una gran novela que plantea otros aspectos éticos y existencialistas.

¿Dónde conseguirlo en Mérida? La Meiga Librería Feminista, en El Apapacho.  

2.-Es más de lo que puedo decir de cierta gente de Lorrie Moore

lorrie moore, es mas de lo que puedo decir de cierta gente

Mi lector de cabecera, Yobaín Vázquez, me dio este libro cuando pasaba un momento agridulce. Dio en el blanco porque leer a Lorrie Moore es más o menos así: te ríes, pero luego sientes una punzada, luego sonríes irónicamente y al final suspiras. Todo un maratón para el corazón y el pensamiento. Por ahí encontré una reseña del Club de Lectores que se quejaba de la edición —o de la misma narrativa— por ser “desquiciante” y un uso “desmedido” del humor, la ironía y el sarcasmo. (No me digas.) En lo personal, considero estas cosas lo mejor del libro. Además, el cuento que le da título a todo el compilado es ma ra vi llo so. Lorrie habla de mujeres de una forma íntima y en una dimensión que — a lo mejor estoy exagerando—  sólo nosotras podemos entender del todo.

3.-Las Élites de la Ciudad Blanca de Eugenia Iturriaga

43913999_344421629646805_3028534832285184838_n

Este libro es un must si vives en la “Ciudad Blanca”. La investigadora habla del racismo, clasismo y elitismo que casi no hay en esta ciudad.  Toda la primera parte es teórica. Si te aburre un poco el tono académico y repetitivo —como a mí— puedes saltarte al capítulo dos donde ya empieza lo bueno con las historias reales en entrevistas, la explicación menos densa pero igual teórica del tema.

¿Dónde conseguirlo en Mérida? La Meiga Librería Feminista, en El Apapacho y la librería de la UADY en el Edificio Central.  

4.-Chicas muertas y El desapego es una manera de querernos de Selva Almada

maxresdefault Selva Almada está siendo una referencia en la narrativa de no ficción latinoamericana. El primer libro habla de algunos casos de feminicidio que nunca se resolvieron, en Argentina. Este país exporta, por un lado, las mejores plumas de nuevo periodismo actualmente (Caparrós y Leila Guerriero, por ejemplo); pero también lidera el movimiento feminista latinoamericano, y los crímenes a mujeres también son una constante. Así que leer a Selva Almada en Chicas muertas es un acercamiento a cómo se viven los feminicidios y la injusticia en Argentina, aunque no es muy diferente a México. Puse ambos libros juntos porque en El desapego es una manera de querernos, hay varios guiños autobiográficos que se repiten en Chicas Muertas. Sin embargo, El desapego… son  más bien relatos que tocan temas generales como la familia, vida cotidiana, desde un estilo crudo pero entrañable. Me recordó un poco a la sensación de leer a Moore.

¿Dónde conseguirlo en Mérida? Estaban de ofertón en Dante. 

5.-El viento se llevará nuestras palabras de Doris Lessing

libro-el-viento-se-llevara-nuestras-palabras-doris-lessing-D_NQ_NP_528301-MLM20312617807_062015-F

Doris Lessing realiza un híbrido de ensayo/crónica sobre Peshawar y los campamentos afganos, con entrevistas a comandantes muyahidin, mulás, emires, médicos, pobladores que viven en las ruinas de una guerra y la indiferencia de los países occidentales. Me encanta la prosa de Lessing  porque es atractiva y tan buena que ganó el Premio Nobel de Literatura en el 2007.

6.-Cuentos escogidos de Flannery O’Connor de la editorial Contemporánea Debolsillo

image_1165_1_289476

Seguro has escuchado más el nombre de William Faulkner que el de Flannery O’Connor, pero me atrevo a decir que los relatos de O’Connor tienen una profundidad emocional todavía más densa. Simplemente no puedes ir por ahí sin haber leído los relatos de “Un hombre bueno es difícil de encontrar”, “El negro artificial”, “El geranio” y “La Espalda de Parker”. Son historias simples pero con una profundidad oceánica. Apenas la leí este año y me arrepiento mucho de no haberla leído antes.

 ¿Dónde conseguirlo en Mérida? Estaban de ofertón en Dante. 

7.-Poesía de Mía Gallegos

IMG_0467

Mía Gallegos es una poeta costarricense poco conocida en México. En la página A media voz hay una selección muy buena de poemas suyos. Cuando compartí Coreografía en Facebook, a muchos amigos que no tienen mucho acercamiento al género les gustó, porque está súper padre ¡La tienen que leer!

Léela en http://amediavoz.com/gallegos.htm

8.-El cuento de la criada de Margaret Atwood

9788498388015

Esta novela ya tiene hasta serie de televisión y sketch en Saturday Night Live. Aunque fue publicada en 1985, El cuento de la criada está agarrando un segundo aire, quizá, por la tercera ola del movimiento feminista. La historia está ubicada en un mundo distópico en el que el papel de la mujer se divide en “castas” y pasa a ser propiedad de los hombres. Sirven como criadas, incubadoras o esposas. En este mundo futurista, no hay derechos humanos, libertad de prensa o independencia económica. Es una cosa horrible porque además la protagonista va recordando cómo era su vida antes del golpe de estado, y el contraste es muy doloroso. Referencias religiosas, sociales, crítica, feminismo, buena prosa, buena historia.

9.-Lengua soy Ni Nenepil de Katalina Ramírez

lengua soy

Pequeño libro de poesía en náhuatl y castellano que toma como base la relación entre Hernán Cortés y Malintzin. Se presentó en la última FIL de Guadalajara con la autora presente. Me gustó mucho porque retoma esta relación histórica desde el aspecto simbólico y erótico. Luego leí obra de Katalina Ramírez, escritora de Puebla, en Círculo de Poesía y me terminé de enamorar de su obra.

10.- Esperanza en la oscuridad de Rebecca Solnit

RebeccaSolnit_EsperanzaEnLaOscuridad

Mi intención era leer primero “Los hombres que me explican cosas” de esta autora estadounidense pero me regalaron este para mi cumpleaños. Es mi último libro del año, pues lo terminé apenas hoy, y lo recomiendo muchísimo. Solnit es una de las críticas culturales más importantes y una feminista crítica a la que, me parece, hay que seguirle la pista. En este libro, un gran ensayo, escribe sobre las victorias que ha tenido el activismo en el mundo y por qué debemos continuar con el cambio cultural para lograr después un cambio político, económico y social. Está bien padre.

 ¿Dónde conseguirlo en Mérida? Librerías Gandhi, aunque La Meiga maneja libros de esa autora.  

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr