domingo, septiembre 26, 2021

¿Por qué nos gusta tanto Tiny Desk Concerts?

Por Memorias de Nómada

Como las mejores ideas del mundo, Tiny Desk Concerts comenzó como una broma: en 2008, Bob Boilen y Stephen Thompson fueron a un concierto en un bar para escuchar a la cantautora Laura Gibson. El ruido de fondo no les permitía apreciar la música y Stephen le dijo de broma a Laura que mejor debería tocar en las oficinas de la radio, en su escritorio. Ése fue el primer concierto de Tiny Desk en Youtube.

 

En palabras de Boilen, sucedió algo que no esperaban: una intimidad que hacía desaparecer cualquier espacio entre espectador/a y artista. Ahora, doce años después de ese primer video, los conciertos de Tiny Desk se han convertido en parte de la cultura de Internet: NPR Music ha grabado y producido más de 800 conciertos con millones de vistas en su canal de Youtube.

Pero, a ver: ¿qué es Tiny Desk? Tiny Desk Concerts es una serie de conciertos organizados por el programa de radio All Songs Considered de NPR Music. Literalmente es un concierto detrás de un escritorio donde los músicos tienen que tocar un poco menos alto que en los conciertos regulares. No hay una sobreproducción en la voz o en los instrumentos, todo lo contrario, es un concierto personal, cercano. Es una forma de experimentar lo que han experimentado los productores musicales por mucho tiempo: ver tocar a los músicos en un espacio reducido, íntimo y controlado.

El primer y último Tiny Desk (antes de Youtube, después de la pandemia)

Como las mejores ideas del mundo, Tiny Desk es parte de la historia personal de su creador. En 1979, Boilen compró un sintetizador y empezó su primera banda con sus amigos. Se llamó Tiny Desk Unit por un chiste local: Su amigo Bill tenía una bandeja con un calendario y un lapicero que cambiaba de lugar y ellos decían que era su “tiny desk” (mini escritorio, diríamos aquí).

De ser el nombre de una banda, ahora Tiny Desk es una plataforma para conocer músicos de todas partes del mundo y géneros que van desde el indie rock, hip-hop o jazz hasta boleros y afropunk. Los conciertos más vistos hasta ahora son los de Mac Miller, BTS, Dua Lipa y Sting con Shaggy.

Gracias a la pandemia, los conciertos virtuales se popularizaron pero algunos todavía conservan el formato de los conciertos masivos: un escenario, luces, músicos producidos. Pero Tiny Desk es una verdadera contemplación y a partir del aislamiento supieron que tenían que reinventarse y no nos decepcionaron:

 

Tiny Desk (Home) Concert es una experiencia completa porque además de conservar la intimidad y la calidad del sonido, construye un escenario hermoso aunque mantiene ciertos elementos de un “escritorio”. Por ejemplo, Dua Lipa en una atmósfera naranja como la criatura de otro universo que es; Nubya García rodeada de plantas en el Río Támesis de Londres; la fiesta flamenca de C. Tangana donde cantan sentados mientras platican, ríen y gritan ¡olés!; y por supuesto, el cuarto de adolescente punk desde donde Miley Cyrus canta Fade into you.

 

Tiny Desk es el concierto para la gente que odia las aglomeraciones

“En un mundo perfecto, no habría aglomeraciones en los shows de bares ni conciertos masivos. Los músicos vendrían a tu casa a darte un performance privado, o llegarían a tu oficina para tocar en tu escritorio, haciendo más fácil la jornada laboral”, fueron las palabras de Bob Boilen en la descripción de su show inaugural.

Toda esta atmósfera no solo hace que la música suene distinta, también provoca que los artistas se comporten de manera diferente. No les vemos gritando a la audiencia ni haciendo un performance, sino contando chistes con timidez, sonrojándose, riendo con los músicos o preguntando a la producción “¿está bien si canto un poco más alto?”.

Esa vulnerabilidad también nos hace sentir cercanía. Por ejemplo, en el concierto de Jorge Drexler lo vemos decir un tímido “este… good morning” y su aura encantadora un poco menos histriónica. O Mon Laferte y Juanes como una pareja tímida que hace bromas en español ante un público estadounidense que se ríe de su nerviosismo.

 

Si es la primera vez que escuchas de Tiny Desk, te recomendamos ir por un café y entrar al canal de Tiny Desk Concert en Youtube, y disfrutar de un verdadero concierto en casa.

Other Articles

Kädi Wenünte : el circo en la selva venezolana

Kädi Wenünte (Canillas largas, en la lengua indígena Barén) es una compañía de circo que trabaja en lo profundo de la selva amazónica venezolana. Isaac Márquez, a través de este registro fotográfico, cuenta cómo el circo impulsa a jóvenes de pueblos originarios a recuperar sus espacios y tradiciones en una zona donde la minería los ha reducido, hasta ser vista frecuentemente, como su única fuente de ingresos posible.

La educación, primera estrategia política de las feministas latinoamericanas

En un contexto conservador como el de principios del siglo XX, las maestras y académicas de América Latina se organizaban para impulsar la reflexión sobre los derechos de las mujeres y la realización de los primeros congresos feministas en la región, que fueron en Argentina y México. 

De cómo Simone de Beauvoir me aplastó el corazón

Por Katia Rejón Tomé el libro La mujer rota de Simone de Beauvoir de un estante de la biblioteca, sin expectativas. El amor de Sartre...