viernes, enero 28, 2022

Mi historia | In tsikbalil

Por: Gabriela Jaqueline Canul Escobedo

Ilustración de Luis Cruces Gómez

Traducción de Sasil Sánchez

Nací el 13 de febrero del 2009, tengo diez años. Me gusta saber y aprender cosas nuevas, bailar, dibujar y las leyendas. Mi papá se llama Gabriel José Canul Chi, y él me contó hace mucho tiempo una historia acerca del cerrito de Caucel pueblo.

Dice que era una pirámide que se derrumbó y mientras se derrumbaba un niño vio cómo pasaba la virgen de Belén. Ahí pusieron una piedra, y algunas veces velas para la virgen. 

Pero mi tía, que se llama Fátima, me contó una historia diferente. Ella dice que cuando el cerrito ya estaba derrumbado, del cielo cayó una piedra y todos supieron que Dios la había enviado. 

Algo que quiero decir, y se relaciona con el cerrito, es que mi nombre significa ‘Fuerza de Dios’.

***

Uti’al Gabriela Jaqueline Canul Escobedo

Ey, in k’aaba’e’ Gabriela. Síijen tu k’iinil 13 ti’ febrero ti’ u ja’abil 2009, lajunp’éel in ja’abil. Uts tin wich kaambal yéetel in k’ajóoltik túumben ba’alo’ob, óok’ot, boon yéetel tsikbalo’ob. U k’aaba’ in yuume’, Gabriel José Canul Chi, ts’o’ok u chan máan k’iin úuchik u tsikbaltikten jump’éel ba’al yóok’lal u chan múulil u kaajil Caucel. 

Leti’e’ tu ya’alaje’ jump’éel úuchben píich’ túunich naj níikij ba’ale’ ka’alikil táan u júutule’ juntúul chan paale’ tu yilaj bix úuchik u k’áatmáan u ko’olebil Belén. Te’el túuno’ j ts’a’ab jump’éel tuunich, yéetel jayp’éel kibo’ob ti’al le ko’olebilo’. 

Ba’ale’ u kiik in na’e’, Fátima u k’aaba’, tu tsikbaltajten yaanal ba’al. Leti’e’ ku ya’alike’ ts’o’okili’ u júutul el chan múulo’, lúub jump’éel tuunich yóok’ole’ ka’aj ojéelta’ab tumen tuláakal máake’ Yuum K’uj túuxtej. 

Yaan jump’éel ba’al taak in wa’alik, yaan ba’al u yil yéetel le chan múulo’, in k’aaba’e’ u k’áat u ya’al ‘U muuk’il Yuum K’uj’.

Other Articles

El último round: lo que el box me enseñó del amor propio

por Giovana Jaspersen Thomas Page McBee fue el primer hombre trans en pelear en el Madison Square Garden. Dejó escrito y descrito ese...

Teatro Penitenciario: Los internos que transformaron su vida con el arte

El teatro cambia la vida, dice la actriz Itari Martha. Hace 12 años fundó la Compañía de Teatro Penitenciario de Santa Martha Acatitla, una de las cárceles más populares del país, junto con los internos. Fue el resultado de un taller teatral que se planeó en un principio de solo cuatro sesiones. Nadie imaginó que el proyecto duraría tanto como para surcar el agitado océano de la autogestión o que actores internos, al saberse fuera del centro penitenciario, dijeran: queremos seguir haciendo teatro. Pero así fue.

Rincones de luz. La fotografía de Edwin Águilar Loeza

Edwin era quien hacía nuestras portadas cada cambio de bimestre. Aunque llevaba un par de meses compartiendo el aula con él, no fue hasta un...