martes, octubre 26, 2021

Editorial| Cuerpos en la virtualidad

¿Cómo hablar del cuerpo en el siglo XXI? ¿Cómo hablar del cuerpo en la digitalidad o virtualidad? ¿Internet ha modificado nuestras concepciones del cuerpo, la mente, la sexualidad y la comunicación de nuestro propio ser?

El cuerpo siempre ha sido un tema para la reflexión, la ciencia y las artes. Pero recientemente, también se ha abordado desde la intimidad y la subjetividad: cada vez se desdibujan más los parámetros de la belleza, hablamos de su bienestar, y asumimos el cuerpo como nuestra primera casa.

En Memorias de Nómada nos preguntamos: ¿Cómo hablar del cuerpo en el siglo XXI? ¿Cómo hablar del cuerpo en la digitalidad o virtualidad? ¿Internet ha modificado nuestras concepciones del cuerpo, la mente, la sexualidad y la comunicación de nuestro propio ser?

Ésas y otras preguntas se suman a nuestro interés por la cultura contemporánea y el desarrollo de tecnologías como Onlyfans, Tik Tok e Instagram, plataformas donde el cuerpo es un elemento central: para generar ingresos, para comunicar o para desmitificar o para  mitificar.

¿Nuestro cuerpo como herramienta de comunicación nos hace más vulnerables o personas más seguras de nosotras mismas? 

No sabemos, pero queremos hacernos esta pregunta contigo.

Lo primero que hicimos fue lanzar una minicampaña en nuestras redes personales: Hice esta foto para el algoritmo, pero #MemoriasEsParaTi. La idea surgió porque en una junta buscábamos estrategias de comunicación para ampliar nuestra audiencia y Andrea Fajardo soltó una verdad en la que todes coincidimos:

Cuando publico una selfie o una foto sensual siempre tengo más reacciones a cuando abro mi corazón y comparto un texto que escribí con mucho trabajo. 

A partir de ese momento surgieron muchas preguntas acerca de nuestro cuerpo como objeto de consumo (y producción, mucha producción) en las redes sociales. Cómo es la imagen de las personas lo más llamativo de las historias, en comparación con las ideas, las largas reflexiones o investigaciones (“mucho texto”) e incluso las transmisiones.

Y entonces, después de mucho pensar y planear, nació nuestro especial #20 Cuerpos en la virtualidad. ¿Qué vas a encontrar? A partir del miércoles 18 estaremos compartiendo artículos cortos sobre libros que hablan al respecto con la mirada de Laura Rodríguez, una entrevista de Nery Chi a una influencer del body positive y recomendaciones del cinéfilo de la casa, Logan Johnson. 

El 20 de agosto compartiremos el texto del especial que lleva cocinándose muchas semanas a cargo de la maravillosa Andrea Fajardo que hay que decirlo es el espíritu detrás de este especial.

Y el cierre del número es una galería de cuerpos diversos en la digitalidad de Kelly Gómez, quien además estará haciendo preguntas importantes para ti en Instagram. 

En Memorias de Nómada siempre ponemos nuestras neuronas más diligentes y nuestro corazón en cada texto. En este especial, créanme, ponemos más que eso: el cuerpo y su exhibición, con todo lo que ello implica.

Gracias por leer.

 

 

Other Articles

Hacer cine documental, hacer cine de la vida, una entrevista con Daniela Silva Solórzano

El documental gira en torno a la carrera de autos todoterreno más larga del mundo, el Baja 1000. En el desierto de Ensenada conoceremos las hazañas de tres músicos Rigo, Paco y Davis que harán lo posible para formar parte del evento.

Ventanas al sur: el tianguis como espacio cultural

Ventanas al Sur es un proyecto de promoción cultural que busca llevar actividades culturales a lugares que no sean en el centro de la ciudad. Lo que inició como un trabajo académico, ahora es una iniciativa en el tianguis de San Roque, ubicado en San José Tecoh, de la ciudad de Mérida, capital de Yucatán.

Dayana Maldonado, la artista venezolana que quiere cambiar al mundo a través del collage

Dayana Maldonado, venezolana, estudió ciencias audiovisuales y fotografía. Desde pequeña siempre demostró iniciativa por el arte. Pintaba, hacía manualidades e incluso intervenía sus juguetes. En el colegio personalizaba sus cuadernos de estudio, algo que ella define como su primer acercamiento al collage, actividad que ahora realiza a diario y que representa su principal pasión y fuente de ingresos.