viernes, octubre 22, 2021

Caminantes del espacio público y la historia feminista

Por: Laura Matilda

Foto de portada: Fernanda Camacho

CAMINANTES. Hacia El Encuentro es un montaje escénico que recorre las calles de Mérida y reconstruye desde la ficción el camino de tres mujeres que asistieron al Primer Congreso Feminista de México y el segundo en América Latina, en 1916. Ese año, más de 600 mujeres se reunieron en el Teatro Peón Contreras de Mérida, Yucatán para debatir y visibilizar una agenda feminista que defendía la igualdad de condiciones en los ámbitos educativo, profesional y laboral para las mujeres y niñas. La primera temporada fue un éxito. Ahora, el 5 de junio del 2021, se estrena la segunda vuelta del recorrido hacia este Congreso que marcó un antes y un después en el feminismo mexicano.

 

Si bien la historia oficial rescata la memoria de los eventos, deja de lado los sentipensamientos de las mujeres que asistieron. Y esto, para Liliana Hernández Santibáñez, directora escénica del proyecto y cofundadora de Medeas. Red de Jóvenes Investigadoras de la Escena, fue un motivador fundamental en la creación del montaje:

CAMINANTES propone imaginar, mediante estrategias del teatro, de la interdisciplina, cómo estaban sus cuerpos, si durmieron la noche antes, cómo le hicieron con sus hijos e hijas, si se pusieron de acuerdo, si había peleas. La propuesta es un cruce temporal que posibilita plantear cierta postura ante el mundo.

 

Parte importante del recorrido es habitar y resignificar los espacios, conociendo lugares que fueron el corazón de la educación feminista de la época. Uno de ellos es el Barrio de La Mejorada, donde se ubicó La Siempreviva, la primera escuela pública que proporcionó educación a nivel secundaria a niñas y mujeres en Yucatán y donde actualmente no hay ninguna señalización simbólica para conmemorar el lugar.

Cuando las participantes compran su boleto adquieren la posibilidad no sólo de asistir al evento, sino también de integrarse a la puesta en escena. Se convierten en parte de la comitiva de la mujer que la dirige y a la vez en ecos de sus voces: “porque la lucha sigue y hasta ahora nos resuena”, puntualiza Liliana.

La importancia de la interdisciplina se puede notar en la necesidad de crear a cada personaje con un perfil diferente. Esto a la vez refleja la diversidad de las mujeres que asistieron al Congreso. Aunque predominaron las maestras, también se encontraron mujeres de otros sectores de la población para quienes la lucha por sus derechos no les era indiferente.

Las tres personalidades que dirigen CAMINANTES son:

Profesora sindicalista: Ella promueve la educación, laica y racionalista, como forma de empoderar a las niñas y mujeres. Las profesoras fungieron un papel importante como propagandistas del Congreso, ellas se encargaron de difundirlo en la ciudad y los municipios.

Obrera sindicalista: Ella viene de Izamal, es trabajadora de una maquiladora y está organizando el sindicato de mujeres en Izamal que asistirán al Congreso Feminista para defender los derechos laborales, el trabajo digno y los derechos de la tierra.

Escritora liberal: Ella promueve las ideas del amor libre, la educación sexual para las niñas y la libertad de las mujeres. Es una mujer de alto poder adquisitivo, que viaja y conoce el mundo. Es heredera de la ideología del movimiento de Hermila Galindo.

Liliana remarca que es importante apoyar el talento de las mujeres y crear espacios donde puedan desplegar su creatividad por lo que la participación de varias mujeres fue fundamental en el desarrollo de este proyecto 

Andrea Fajardo realizó el guion; Martha Ruiz y Jimena de los Santos, parte de la colectiva Contingenta Siempreviva, apoyaron con investigación y asesoría. Hada Cortinas, Mariela Bojórquez, Fátima Caamal y Alexandra Benavides fueron las creadoras escénicas; Alexandra Canto elaboró el diseño visual, Nelly Arjona la fotografía. Fernanda Camacho, de Suburbios de Mérida, realizó el video de la obra. Gabriela Jiménez, Mónica Vázquez y Miriam Chi interpretan a la profesora propagandista, la escritora liberal y la obrera sindicalista, respectivamente.

Liliana Hernández dice:

—Las mujeres del siglo XXI estamos escribiendo nuestra historia. Y la responsabilidad de escribirla en colectivo es importante. Esta historia es nuestra y merece estar presente en la memoria y en lo público, porque lo personal es político.

El montaje es para toda la familia y este año apuesta por la inclusión pet friendly. Cada sábado y domingo de junio, a las 6:00 pm, comenzarán los recorridos urbanos y si te interesa formar parte, puedes comunicarte directamente en la página de Facebook Corriendo con Lobas para conseguir tu boleto.

Other Articles

El bordado, el arte de estar presente

Hay máquinas que hacen el trabajo de una o diez bordadoras por minuto. Eso ha desalentado al ser humano bordador, hombre o mujer. También la prisa por vivir. Queremos el factor inmediato. El bordado es tiempo presente.

Ventanas al sur: el tianguis como espacio cultural

Ventanas al Sur es un proyecto de promoción cultural que busca llevar actividades culturales a lugares que no sean en el centro de la ciudad. Lo que inició como un trabajo académico, ahora es una iniciativa en el tianguis de San Roque, ubicado en San José Tecoh, de la ciudad de Mérida, capital de Yucatán.

Entrevista Borradura Teatro

Unidad Espora, última obra teatral de la compañía Borradura Teatro, se presentó por primera vez en Tapanco el 6 de junio pasado. Trata de...