domingo, septiembre 26, 2021

Amelia y Mateo, un libro para prevenir el abuso sexual infantil

Por Nery Chi

Nahomi Encalada es una joven estudiante del décimo semestre de Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Yucatán. Ilustrar le ayuda a transmitir ideas y sentimientos que suelen ser difíciles de expresar de otra manera. Su proyecto de titulación es un álbum ilustrado llamado: “Amelia y Mateo. Aprendiendo en quién confiar”. Con esto busca: “Sensibilizar e informar a las familias sobre la importancia de brindarles las condiciones básicas de protección y seguridad a los niños y niñas”.

 

—Elegí el álbum ilustrado porque ha demostrado ser un gran medio para sensibilizar y abordar temas que resultan complejos al momento de querer explicárselo a las familias y a los menores, como es el caso del abuso sexual infantil.

Desde su cuenta de instagram @laencaladita compartió un video hablando sobre el proceso de creación de su álbum ilustrado. Éste aborda el tema del abuso sexual infantil, el cuál eligió al encontrarse con dos noticias que llamaron su atención: El Universal apuntó que México es el primer lugar mundial en abuso sexual infantil, y La Jornada Maya señaló que Yucatán rebasa la media nacional en este tipo de abuso. En su video, ella lo explica más a detalle.

—Se aborda un punto relevante, pues algunas familias deciden no realizar los procesos de denuncia debidos, ya que no quieren romper con la dinámica familiar. Esto pasa porque en la mayoría de los casos, el agresor resulta ser un integrante de la misma.

Para la realización de este proyecto, cuenta que tomó cursos y conferencias sobre el abuso sexual infantil para comprender mejor y abordar el tema de la mejor manera posible. También menciona que las ilustraciones tienen la misma importancia que el texto, pues hay elementos en ellas que el texto no tiene y viceversa.

— A las familias les da un recurso visual con pautas de cuidado en un lenguaje sencillo. Les permitirá dialogar con sus hijos sobre situaciones de riesgo, cómo afrontarlas y, sobre todo, el sensibilizarlos sobre la importancia de generar ambientes familiares donde se fomente la confianza, el respeto, se les dé oportunidades de tomar decisiones, participar en la resolución de problemas, expresar sus ideas, valorarlas, reconocer sus emociones, validarlas y creerles.

Al hablar del proceso creativo, menciona que en una lluvia de ideas decidió integrar la cultura local, la cotidianidad de la familia, así como interacciones sociales en la calle y en la escuela, evitando reproducir mitos sobre el abuso.

 

Los personajes tenían que ser atractivos e interesantes. Los primeros personajes en diseñar fueron los protagonistas: Amelia y Mateo, ambos tienen personalidades diferentes. Para Nohemi esto es valioso, con ello muestra que ambos pueden alzar la voz y decir que no a su manera.

Los primeros bocetos que hizo fueron a mano. Después siguió con los personajes de la madre, donde consideró factores de protección, presencia en la vida de sus hijos y el amor. Explica que la madre escuchando a sus hijos es un elemento básico para crear confianza y que puedan pedir ayuda cuando lo necesiten.

El agresor fue el cuarto personaje que diseñó, y cuenta que consideró elementos clave:

—El primer elemento clave es que cualquier persona puede realizar un abuso. Los abusadores son personas comunes y corrientes, personas que se encuentran a nuestro alrededor. Se ganan nuestra confianza y en su comportamiento social no se ven reflejadas sus verdaderas intenciones.

Entre sus planes para este álbum ilustrado está el seguir enriqueciendo su contenido. Espera en un futuro imprimirlo y difundirlo, y uno de sus sueños es que sea con el respaldo de una editorial. En caso de que no se pueda, espera imprimirlo por su parte para hacerlo público y cumplir con el objetivo que la inspiró en primer lugar.

—Realizar este álbum ilustrado hizo que me diera cuenta de la necesidad de educarnos a temprana edad sobre nuestro cuerpo, las zonas públicas, privadas, cómo cuidarnos, el tener derecho de decir lo que pensamos y sentimos, a reflexionar sobre la importancia de no exponer a los niños y a las niñas a besar a familiares, conocidos o a nuevas personas cuando no quieren hacerlo. Esto ha sido para mí un proceso de descubrir y resignificar pautas de crianza y experiencias de vida cotidiana que se normalizan socialmente y, sin darnos cuenta, pueden poner en situaciones de riesgo a los niños y a las niñas.

 

Other Articles

Kädi Wenünte : el circo en la selva venezolana

Kädi Wenünte (Canillas largas, en la lengua indígena Barén) es una compañía de circo que trabaja en lo profundo de la selva amazónica venezolana. Isaac Márquez, a través de este registro fotográfico, cuenta cómo el circo impulsa a jóvenes de pueblos originarios a recuperar sus espacios y tradiciones en una zona donde la minería los ha reducido, hasta ser vista frecuentemente, como su única fuente de ingresos posible.

La educación, primera estrategia política de las feministas latinoamericanas

En un contexto conservador como el de principios del siglo XX, las maestras y académicas de América Latina se organizaban para impulsar la reflexión sobre los derechos de las mujeres y la realización de los primeros congresos feministas en la región, que fueron en Argentina y México. 

Las voces surrealistas de Ale Cen

Mi nombre es Alejandra Vargas Cen, mejor conocida como Ale Cen, soy licenciada en fotografía. Hace dos años y medio que me...