domingo, octubre 17, 2021

3 libros escritos por mujeres que cuentan historias sobre el cuerpo

El cuerpo es el contacto directo, real y tangible con el mundo y la palabra funge como una herramienta indispensable para crear las narrativas. Estos libros son un ejemplo.

Por Laura Rodríguez


Uno se encarniza. No se puede escribir sin la fuerza del cuerpo
Marguerite Duras

Desde la antigüedad, la literatura se ha materializado a través de los cuerpos. El cuerpo es el soporte de la literatura y la literatura, por lo tanto, su representación. Cuerpo y literatura forman una relación marcada por la voluntad y la necesidad mutua.

El cuerpo es, sin lugar a dudas, el contacto directo, real y tangible con el mundo y la palabra funge como una herramienta indispensable para crear las narrativas como podremos notar en los siguientes libros.

Cuerpo y duelo

El animal sobre la piedra, de Daniela Tarazona y La última partida, de  Gerardo Piña | Letras Libres

El animal sobre la piedra (Almadía, 2008), de Daniela Tarazona, tiene una trama, en apariencia muy sencilla: La narradora, Irma, emprende un viaje justo después de la muerte de su madre. Pero este viaje, tan íntimo, se convierte también en un viaje de transformación donde Irma se irá convirtiendo, poco a poco, en un reptil.

En el proceso, Irma conoce a un hombre extraño, al que llamará “mi compañero”, que tiene por mascota un oso hormiguero, y al parecer es el único que comprende su transformación, cuando ni ella misma la acepta.

La novela detona con un suceso extraño, que a la vez es la representación del duelo de la narradora: un gato de color gris entra a su casa, mientras ella prepara las maletas, y se orina bajo su cama.

Esto devela una serie de sucesos cada vez más perturbadores que nos hacen dudar de su veracidad. ¿Qué está sucediendo? ¿Es real o es una pesadilla?

El cuerpo de Irma cambia, por dentro y por fuera, y no queda más que asumirlo: esta es quien soy, es en quien me he convertido después de la pérdida.

Cuerpo y tecnología

Kentukis. Schweblin, Samanta. Libro en papel. 9786073176095 Cafebrería El  Péndulo

La historia de Kentukis (Penguin Radom House, 2018), de Samantha Schweblin, plantea la existencia de un dispositivo en forma de peluche que conectará virtualmente a dos personas en diferentes partes del mundo. Entre el kentuki y su amo no hay lenguaje verbal ya que la comunicación se establece a partir de observar o ser observado.

Aquí el cuerpo adquiere significado a través de la exposición de la vida cotidiana del amo y del cuerpo virtual del kentuki. La autora nos propone reflexionar acerca de la soledad, la intimidad, la privacidad y el uso, cada vez más indispensable, de la tecnología para conectar con los otros.

Esta fantasía cibernética no resulta tan lejana tomando en cuenta que justo ahora es la realidad en la que vivimos.

En el libro, las personas pagan precios exorbitantes por ver o ser visto mientras que en la actualidad se hace gratis: nuestras redes sociales son esas ventanas, los ojos de un kentuki.

Cuerpo y territorio

El asedio animal. LONDOÑO VANESSA. Libro en papel. 9786078764471 Librería El  Sótano

El asedio animal (Almadía, 2021) de Vanessa Londoño narra las vicisitudes de los habitantes de Hukumeji, un pueblito colombiano, donde los cuerpos humanos experimentan placer, dolor y deseo. En esta obra coral, cuatro voces, cuatro cuerpos mutilados por distintas violencias, se ponen en el centro de la narración.

La autora propone dialogar con la violencia a través de la literatura, y con un impacto visceral propone una posición crítica y compleja sobre lo que sucede, no sólo en Colombia, si no en toda Latinoamérica.

Este libro utiliza el cuerpo para explicar la pérdida ajena y los estragos de la violencia que ejerce el poder, la jerarquía de raza, de género, de clase social, en cualquier parte del mundo.

En estos tres libros, el cuerpo se convierte en el instrumento para narrar luchas políticas y sociales.

De modo que puede ser utilizado como recurso estilístico ya que se convierte en un medio imprescindible para relacionar la experiencia humana porque la literatura también nos sirve para reflexionar, denunciar y accionar.

Other Articles

Cinco K-Dramas con perspectiva de género para disfrutar sin machismo

Si alguna vez quisiste empezar el mundo de los K-Dramas y pediste recomendación a tu doramaniaco de confianza, seguro te habló del clásico de clásicos, que nos enamoró a todos en 2009, Boys Over Flowers. Pero los berrinches de Gu Jun Pyo, el personaje masculino principal, ya no son lindos cuando los miramos con las gafas violetas.

Ventanas al sur: el tianguis como espacio cultural

Ventanas al Sur es un proyecto de promoción cultural que busca llevar actividades culturales a lugares que no sean en el centro de la ciudad. Lo que inició como un trabajo académico, ahora es una iniciativa en el tianguis de San Roque, ubicado en San José Tecoh, de la ciudad de Mérida, capital de Yucatán.

Masculinidades: mandatos y diversidades

https://open.spotify.com/episode/3F8Dp1w8Adk30SPjI9q9Di?si=o0ZbXSCvRnu2qYk7KwSAwQ Hace unos meses, el colectivo Súbete el Cierre nos invitó a formar parte de un proyecto...