Por: M.D.C. (COLABORACIÓN)

El hardcore y sus letras directas son para muchos un escándalo demoniaco e infernal que sólo es consumido por los mal vivientes y drogadictos. Tal vez alguien que haya escuchado hardcore salió asustado, mareado y pensando que es la música del mal.  😈 

Fotografía tomada por Andrea Domínguez

Para los Desproporcionados, una banda de hardcore punk yucateca, el hardcore es pasión, adrenalina, des-estrés, y un sentimiento de protesta ante las situaciones que la vida pone en el camino. A tres años de formar la banda, buscan consumar un proyecto formado por amigos, con el único objetivo de divertirse y compartir los acordes crudos que suelen tocar.

Desproporcionados Hardcore, un nombre poco común pero según ellos eso no importa, lo importante es la dedicación y la hermandad que los une “como un reportero con su bolígrafo”, platica Malco Dorantes, guitarrista de la agrupación.

Lo hecho por estos muchachos nos hace recordar un poco de Cro Mags, o DRI, con su estilo brutal y crudo de hacer música, y aunque han estado muy pocas veces en escena, disfrutan cada ensayo en su pequeño bunker desproporcionado.

“Compartimos metas, amistades, pero sobre todo una gran escena en Mérida”, comenta Jorge Perdomo mejor conocido como el Wero, “en nuestra ciudad hay mucho talento, excelentes bandas que están componiendo música, Eternidad, Fuerza Interior, Inutilators, entre otras, y para nosotros es un gusto muy grande poder compartir escenarios con ellos, además son amigos de hace muchos años”, añadió.

Aunque el sonido no cambia radicalmente, la banda yucateca de hardcore Desproporcionados trabaja en su primer material musical, presentando su primer sencillo “Basura Mental”, un tema que habla de realidades que día con día todo ser humano atraviesa.

Este sábado 28 los Desproporcionados se presentaron junto a cinco grandes bandas, grandes por su dedicación, amistad, porque lo que les importa es la música y no el rockstareo. Grandes porque juntas son una escena: Factotum, Dejar Atrás, Eternidad, Sr porcino, y Death Obsession.

Las guitarras y baterías rápidas se hicieron presentes desde las 5:30 de la tarde en el Teatrito ubicado en la calle 32 no.497 por 59 y 59 L a espaldas del parque de la Paz.

Los Desproporcionados dieron un show crudo, rápido, lleno de gritos y puños al aire.

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr