Cuatro bandas locales prendieron al público en la explanada del Siglo XXI en el evento de la FILEY “La música también se lee”. Las bandas fueron: Lupa, los Magdalena, Macabra y Mamama Ruda; los Skatastróficos hijos del henequén.

El evento comenzó al rededor de las 8 de la noche con la presentación de una batucada que abrió el concierto. Los jóvenes pertenecientes a la Secretaría de la Juventud, asisten a uno de los talleres que imparte esta institución.

Enseguida, Lupa un grupo de rock pop conformado por dos mujeres y tres hombres cantaron tres canciones propias y su primer sencillo que ya puede escucharse en la radio. Este grupo que comenzó como un dueto entre las dos chicas: Lucía y Paloma, se presenta en el Delorean y en algunos eventos.

A ellas les siguió el grupo La Magdalena, varios jóvenes que tocan reggae, tocaron algunos temas propios y un cover de Cafe Tacvba (Las Batallas) en la cual leyeron un fragmento de “Las Batallas del desierto” de José Emilio Pacheco, libro en el que está inspirado esta canción de los tacubos. Con un performance enérgico, hicieron al público reír y algunos se pusieron a bailar con su música.

Los siguientes fueron los Macabra, banda de “Horror Fusion”, ellos creen que “no hay una sola manera de hacer música, ni mucho menos un género que se deba respetar, si hay emociones, existe el terror, si hay instrumentos existe música” y con esto ofrecieron un show que armó el slam, con un coro que pidió ¡otra, otra!y al final fue concedido.

Para cerrar la noche, Mama Ruda regresó de su descanso de seis meses y puso a bailar otra vez a su público al ritmo del ska. Con esto, se terminó la noche de “La música también se lee” y todos nos fuimos con el cuerpo lleno de música rockera y sabrosona.

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr