4 Mayan Season es una productora de eventos y música de la península que busca integrar a los diferentes grupos y solistas de la región. Es una iniciativa de Guido Arcella Diez, quien ha colaborado con músicos como Las Hijas del Rap, y recientemente dirigió un vídeo musical junto con Jabu Studio, titulado Xiímbal Kaaj interpretada por Pat Boy y Yazmín Novelo.

Una de las cosas más interesantes en el vídeo es la presencia de los niños del municipio de Subincancab, quienes cantan y bailan la canción en lengua maya. Hasta el día de hoy, el vídeo tiene 10 mil 978 reproducciones desde la página oficial de Youtube y 564 mil 708 reproducciones en la página de Facebook.

Yazmín Novelo estudió comunicación social en la Facultad de Antropología de la Universidad Autónoma de Yucatán y tiene una maestría en sociolingüística, conduce un programa de radio en Radio Yúuyum junto con Socorro Cauich. En “Comadreando” platican sobre películas, política , sobre la vocera del Consejo Indígena, de feminismo, música, y otros temas desde su punto de vista como mujeres mayas.

A propósito de su trabajo y más reciente participación con 4 mayan season, la entrevistamos.

art2

—Yo canto desde pequeña. Pero nunca lo tomé en serio, y además cantaba en español: canciones de Shakira, Selena. En aquella época no tenía clara la posición política que tenía asumir una identidad. A veces las identidades parecen ser excluyentes o diferenciadoras porque se hacen tomando como referente a un otro que no eres tú. Pero también puede tomarse como la necesidad de enfatizar ciertos aspectos de ti para actuar y tener un efecto positivo en el grupo donde tú te incluyes. En ese entonces yo no estaba consciente de mi identidad étnica, mi identidad maya porque es algo que no te cuestionas al vivir todos los días con los abuelos, con la comunidad.

Subincancab tiene una población de entre 70 y 80 por ciento de mayahablantes. Sin embargo, cuenta Yazmín, los niños ya no suelen hablar maya.

—Lo entienden pero no lo hablan. El que estemos grabando en maya les hizo decir “¿pero sí podemos cantar en maya?”, se aprendieron la canción, fue muy chévere. A finales del mes vamos a regresar para darles la letra, mostrar el vídeo.

art

 

Para estudiar una licenciatura en Yucatán tienes que hablar español. Si vives en una comunidad, trasladarte a una zona urbana, como Mérida. Cuando Yazmín entró a la carrera se dio cuenta de que sí había una diferencia entre otros y ella.

—Un montón de cosas hicieron que pensara seriamente en qué es ser maya y si yo era maya o qué era. Decidí aceptar esa identidad. La identidad no es algo que tomes de un estante, es algo que eres. Lo reflexionas y lo aceptas o lo escondes. Este contacto con lo urbano me hizo sentir maya y entender que había muchas cosas que trabajar dentro de mi propio pueblo: el derecho de hablarla, de vivirla.

Para la tesis de su maestría, Yazmín comenzó a tener contacto con músicos mayas cuando el rap en este idioma comenzaba a ser más visible.

—Estaba pasando algo chévere. Aunque no se difundía en su totalidad, lo que estaban haciendo podía cambiar ideas sobre la lengua y el hablante. Muchas veces el problema de negación o discriminación hacia la lengua maya no tiene que ver con la le lengua sino con la relación que establecemos entre la lengua y el hablante.

En el 2014 Yazmín Novelo se fue a Bolivia para estudiar una maestría en sociolingüística. Me explicó que su experiencia en Bolivia fue una continuación anterior de un máster no académico que cursó en el País Vasco donde conoció a gente de otros pueblos originarios como los quechuas, nahuas, kaqchikeles, para conocer a fondo la revitalización del pueblo vasco, una lengua indígena occidental que existía mucho antes de que comenzara a construirse la sociedad española.

—Tuvieron problemas similares a los de comunidades lingüísticas americanas. Se les ha tildado de bárbaros, primitivos, que la lengua no sirve para nada, que es de gente que trabaja en caserías (equivalente a pueblos), y además vivieron una época dura con el franquismo que prohibía explícitamente hablar euskera, como nos pasó en la época del nacionalismo. Pero han tenido un camino exitoso de revitalización. Al grado  de que en Euskadi puedes leer periódico, ver la televisión, oír la radio, estudiar la universidad, hacer tu tesis, todo en euskera. Fue impactante. ¿Cómo una lengua tan desvalorizada, tan pisada y prohibida llegó a esa recuperación? Eso para nosotros fue muy inspirador.

Después de eso, Yazmín se enteró de una convocatoria para una maestría en sociolingüismo y pensó que ese podía ser el camino para profundizar.

—Creo que lo que me impulsó para participar era que muchas veces hacemos acciones sólo con buena intención, pero si no tenemos un correcto conocimiento de lo que sucede alrededor de acciones y reacciones, de la interrelación que hay en este contexto…no lograremos tanto como si tuviéramos en cuenta todos los factores. Y dije: bueno, el sociolingüismo me va a ayudar a pensar la lengua en relación con las dinámicas sociales. Estuvo muy chévere porque quienes participaron en la maestría eran activistas, personas que ya estaban trabajando con la lengua y la educación intercultural, aimaras de Chile y Bolivia,  mapuches, tzotziles…

Para Yazmín, la música es sólo uno de muchos ejes que desea trabajar como activista de la lengua, trata de buscar cómo relacionar todos los ámbitos para poder llegar a un proyecto más integral. A través de la música tanto los mayas como aquellos que no son mayas pueden repensarse.

—Si tú ves en el Facebook, hay comentarios que tienen que ver con ideas que nos han sembrado: “cómo es posible que Pat Boy ponga su nombre en inglés y se vista como cholo”,  [nos dicen que] lo maya tiene que ser lo antiguo, lo tradicional. Y no vemos que lo maya es parte de un grupo presente y cambiante. Hemos comprado la idea de que para ser mayas tenemos que ser una cosa limitada y eso es lo que me gustó del vídeo, que permite pensemos en lo que somos y la posibilidad de ser en un contexto globalizado. Por otra parte, la recepción por parte de la gente no maya me mostró que es importante que la interculturalidad no sea sólo una palabra sino una práctica. Que la gente que no se considera maya, sepa que puede contar con los mayas para enriquecer su vida. Y que nosotros podemos enriquecer nuestra vida con lo occidental. Hay que tener en cuenta la agencia del sujeto: los rasgos occidentales no me hacen más o menos maya, sino que nos enriquece. Y los mayas pueden enriquecer con su visión, su medicina, su ciencia. Entendí que hay que trabajar juntos tanto mayas como no mayas.

pat

Además del proyecto de 4 Mayan Season existen otras personas con iniciativas igual de interesantes en cuanto a música y lengua maya. Pat Boy, por ejemplo, cuenta Yazmín, creó ADN Maya para apoyar y asesorar a chicos interesados en hacer rap y comparte toda su experiencia como músico y rapero. Dino Chan, otro músico de rap, utilizó un libro de adivinanzas mayas recopiladas por Fidencio Briceño y quiso practicar haciendo trabalenguas en este idioma.  Cuando lo logró, Yazmín se lo mostró a Fidencio y éste ayudó para que el proyecto de Dino fuera una producción profesional.

La lengua maya en las políticas públicas

Al preguntarle sobre las políticas públicas destinadas a legislar sobre derechos de los pueblos indígenas, contestó que es un avance que existan aunque no es suficiente, puesto que no hay grupos organizados que exijan el cumplimiento de estas leyes.

—Las autoridades piensan que con hacer estas leyes ya cumplieron su parte, pero éstas no se difunden y el pueblo, al no concoerlas, no sabe cómo aplicarlas. Si en algún momento llegamos a tener una organización real, es positivo que existan estas leyes porque ya no hay que pelear porque se hagan.  La ley general de Derechos Lingüísticos está muy completa, pero cada estado tiene que hacer el reglamento y en Yucatán el órgano que vigila el cumplimiento de esto es el Indemaya, lo cual es un poco contradictorio porque también forma parte del Estado.

5

Próximamente estaremos escuchando más de Yazmín Novelo como intérprete, pues junto con el grupo “La Hoja al vuelo” consolidará un proyecto musical para hacer una gira en las comunidades de Yucatán.

—Todavía no tenemos nombre, pero lo más importante para nosotros es que podamos compartir la música con aquellos que puedan interiorizarla. Si son una o dos personas en una presentación, pues que esas dos personas disfruten en su lengua. Se trata de crear espacios para el uso y disfrute del maya.

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr