Por Jesús Cámara Ríos

A escasos días de que el festival de la ciudad “Mérida Fest 2016” llegue a su final, la literatura se hizo presente con la realización de las Jornadas Literarias, actividad que se realizó el sábado 23 de enero a partir de las 10 horas en las que se presentaron cuatro libros en los que el miedo, la desgracia y la violencia fueron los principales protagonistas. Para esto Mérida recibió la visita del autor zacatecano Joel Flores Lechuga, los chiapanecos Ornán Gómez Gómez y Enrique Trejo Trejo, y del reconocido escritor campechano Carlos Farfán Gómez.

La actividad comenzó pocos minutos después de lo acordado cuando el coordinador de la actividad y el escritor Carlos Martín Briceño invitaron a la mesa de presentación a Joel Flores quien trajo consigo su más reciente obra llamada Rojo Semidesierto, una colección de cuentos que abunda temas del desafortunado destino que ha tenido el país con el incremento del crimen organizado y su expansión por todo el territorio.

El libro fue escrito en cuatro locaciones distintas lo que influyó en la escritura de Flores Lechuga, ya que mientras más se alejaba de su natal Zacatecas veía cómo su estado se perdía por la ambición de estos grupos delictivos quienes se encargaron de asesinar, secuestrar o hundir a sus conocidos en el sucio mundo de las drogas. Esto también ayudó a que la lectura de los 14 cuentos contenidos en el libro identifique al lector sin la necesidad de que se encuentre en el lugar de lo ocurrido, debido a que tristemente nuestro país se ha llenado de la presencia de estos delincuentes al los que él ha bautizado como “La Compañía”.

Las historias contenidas en el libro son variadas, personajes que no se conocen en lo absoluto pero que se encuentran conectados por una cosa, el crimen. Sus protagonistas, personas comunes como tú y yo, jóvenes, estudiantes, profesionistas y padres de familia que en algún momento sucumbieron ante la ambición del dinero manchado de sangre.

La travesía de Flores Lechuga al presentar su libro lo ha llevado de península a península durante todo el año pasado y por fortuna para nosotros, comenzó el 2016 ofreciendo su última presentación en la ciudad, para compartir literatura repleta de realismo mágico que nos acerca a la realidad que se vive más allá de la “tranquila” península yucateca.

Antes de finalizar su presentación, Joel leyó uno de los cuentos contenidos en el libro, con el nombre de “Los que vigilan” comenzó a narrar la historia de un personaje sin nombre que pasa de ser un honesto contador a ser un desempleado víctima de la crisis económica, que por la necesidad de mantener a su familia en el mismo nivel económico tiene que recurrir secretamente a La Compañía quienes lo contratan como vigilante de una casa de seguridad. Su trabajo no parecía muy complicado, solamente debía mantener la casa con una buena imagen para pasar desapercibida por los vecinos, pero las cosas comienzan a complicarse cuando las tareas encargadas sobrepasan lo que él puede soportar, convirtiéndose en el encargado de desaparecer los cuerpos fulminados. La situación que tiene en el trabajo desata una serie de problemas que lo llevarán a fracturar su relación familiar agotando su cuerpo y mente.

***

Después de un breve receso comenzó la presentación del libro Miedo en la sangre (Notas para salvar el alma) de Ornán Gómez, quien no se aleja de lo cotidiano reflejando el entorno de las comunidades indígenas de su natal Chiapas, poniendo como personajes principales a maestros rurales, albañiles, campesinos y uno que otro bueno para nada.

De los principales factores que se pueden encontrar entre los 13 cuentos contenidos en el libro está el alcohol, el deseo, la lujuria y mucha sed de venganza en donde cada una de las silenciosas historias atrapará al lector generando una sensación de frialdad en su interior, demostrando sin rodeos la realidad que permanece escondida entre la sierra chiapaneca más allá de las artesanías.Trece historias que tiene un inesperado giro y dejará anonadado a los lectores con cada desenlace.

Martín Briceño dijo que la lectura de Ornán ofrece la posibilidad de conocer nuevas posibilidades de adentrarnos a un mundo que pocas veces percibimos. También agradeció su visita a la ciudad blanca: “Felicito al autor, lo felicito por el largo viaje que ha emprendido a esta ciudad y por el viaje terrorífico que sus historias ofrecen dentro de Miedo en la sangre”.

Ornán Gómez, antes de leer uno de sus cuentos dedicó unas palabras a los asistentes, entre las que irónicamente mencionó que antes de venir a Mérida, sentía miedo mientras pensaba en qué iba a decir esa mañana, también menciona que ante una realidad tan violenta en la que actualmente nos encontramos, se vio en la necesidad de hacer literatura violenta como su única arma para contar lo que sucede en su entorno.

“Herencia” fue el cuento que narró a los asistentes, la historia se cuenta en primera persona interpretando la voz llena de odio y palabras obscenas de un joven hacia su padre, que después de dejar embarazada a su madre la obligó a vivir entre la miseria, golpes y múltiples violaciones, lo que daría como resultado a una familia de tres hijos con una madre victimada y un padre alcohólico dedicado a las mujeres quien poco después los abandonaría. La estafa, el robo y la prostitución fueron las principales actividades que ayudaron económicamente a esta fracturada familia. Al final, para volver más trágica esta historia, un inesperado suceso encuentra de frente a padre e hijo y termina con la muerte de uno de ellos después de ser apuñalado múltiples veces en el pecho.

Antes de finalizar, Gómez Gómez justifica la altisonancia que algunas de las historias pueden tener en su lenguaje diciendo que el grosero no es él sino los personajes que se encuentran ahogados en un mar de odio. Después de esto el autor fue despedido con un aplauso y un reconocimiento por su participación en el evento por lo que expresó sentirse más que contento por el recibimiento que los meridanos le han dado y la aceptación de su obra.

Por la tarde se presentaron dos libros más. Del autor Fernando Trejo Trejo se presentó Solana. Carlos Martín Briceño platicó un poco sobre él y recalcó que el libro de poemas del autor chiapaneco refleja mucho sentimiento y se centra en su infancia marcada por duras situaciones como la pérdida de un ser querido a muy temprana edad, es un libro muy íntimo que penetra el corazón de los lectores. El libro de Trejo obtuvo mención honorífica en el Premio Elías Nandino.

También presentaron el libro La furia cotidiana del reconocido autor Carlos Farfán Gómez quien es uno de los autores con más renombre a nivel nacional actualmente, contando con premios como el de Beatriz Espejo en la categoría de cuento y otros a nivel nacional en la categoría de novela. La furia cotidiana es un libro de cuentos postmodernistas que tocan temas como los problemas de pareja abordándolos con sordidez desde un punto de vista psicológico de cada uno de los personajes. Un libro con historias duras y poco complacientes en las que el lector encontrará una manera agradable de entender estas situaciones.

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr