Después de conseguir La región más transparente, editorial Alfaguara (553 páginas en pasta dura) a veinticinco pesos en un bazarcito, mi vida ya no fue la misma. Un libro en ‘oferta’ en la Filey ya no es la gran cosa para mí. No se trata de tacañería, es conseguir más por menos. Ofertas hay en todos lados, pero sólo en lugares escondidos hay tesoros. Y eso vale mucho más la pena. Así he comprado ‘Un tranvía llamado deseo’ de Tennessee Williams a diez pesos, las obras completas de Poe a treinta, La rebelión de las masas de Ortega y Gasset a veinte, entre un millón de etcéteras incluyendo un kinddle de $250 pesos.

Librerías-en-Mérida

Gracias a Luis Cruces por el dibujo en blanco y negro

 

En honor a mis amigos y (des)conocidos que adoran comprar libros y a veces la economía no permite disfrutar de este placer como uno quisiera, recomendaré algunos lugares en Mérida donde he encontrado las maravillas de las que hablo. La mayoría están en el centro. Aquí van:

 

Segundo piso  (Calle 64 num. 471 b altos x 57 y 55 centro) 

segundo pisoEsta librería es recomendación de nuestra amiga Wilma S. Además de tener redes sociales y atender a los usuarios vía Facebook y Whatsapp, hacen entregas en lugares públicos por si alguien no puede llegar a la librería, que de todas maneras se encuentra en el centro y es muy fácil de llegar. Está abierta de martes a viernes desde las 12 del día hasta las 6 de la tarde. Y los domingos en el parque de Santa Lucía. Además de libros, puedes encontrar otros objetos interesantes.

 

Calle 73 x 70. Centro. (Cerca del Colegio Mesoamericano)

bazarLo mejor de este puesto es que venden las revistas viejas de CONTENIDO con información atemporal muy interesante. Un amigo encontró el libro de un pintor que no había podido conseguir en ningún lado. Yo me quedé con una edición antigua de la revista Tierra Adentro, perfectamente cuidada (y barata).

 

Calle 65 entre 64 y 62 Centro.

Gran remate

Los precios están entre los ochenta y veinte pesos. Aquí compré Demian de Hermann Hesse como a treinta pesos y un par de libros infantiles a veinte. Hay mucha variedad y tiene el plus de vender discos y cassettes antiquísimos y una que otra reliquia local. Está como a cuadra y media de Monjas, por la gasolinera.

Calle 61 entre 62 y 64 Centro. (Cerca del Olimpo, rumbo a Santiago)

otra

El problema de este puestito es que la mayoría de los libros están adentro y es tan estrecho que ni siquiera estoy segura de si puedes pasar. Hay desde libros de texto hasta compilados periodísticos de los años ochenta. El otro día vi el Segundo Sexo de Simone de Beauvoir a cincuenta pesos (sabrán lo caro que está en otras librerías) y compré un par de Mauricio González de la Garza, igual como a treinta.

 

Además de estos sitios, generalmente en  todos los tianguis y bazares (de verdad) hay libros económicos y títulos olvidados. Les recomiendo ir ya sea al de la Madero, la Esperanza, Chuburná (en esta colonia hay dos, el de la iglesia y el parque Chuburná Inn), o alguno cercano a su casa que de seguro hay. Me han dicho que incluso en el mercado de San Benito hay un puesto de libros con muchísimos ejemplares.

Pakas!

 

 

Si te gustó, comparte: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr